Ayuntamiento de la Puebla de Arenoso

ERMITAS

El término municipal de Puebla de Arenoso cuenta con 5 ermitas

ERMITA DE LORETO

Construida a finales del siglo XVII -se sabe que en 1699 estaban a punto de finalizarse las obras-, su fundación corrió a cargo de mosén Marco Antonio Collado y sus padres, quienes también la dotaron para su mantenimiento. Es un templo pequeño y sencillo, pero de buena factura y bien conservado. Sus paramentos son de mampostería que se ha enlucido, dejando a la vista las piedras sillares. La capilla es rectangular, con cubierta de tejas a doble vertiente.

 

Si el exterior es sencillo y sobrio, el interior sorprende por la riqueza de su decoración. Con unas dimensiones de 12 mts. de profundidad por 5 de anchura llaman la atención los vistosos azulejos dieciochescos de Alcora en zócalos y piso, donde forman la imagen del traslado de la casa de la Virgen a Loreto. En las paredes hay numerosas pinturas murales y cuadros con temas religiosos. Un luminoso retablo, con profusión de dorados, ocupa casi todo el testero. Su amplia hornacina acoge, ante un fondo de gloria celestial, la imagen de la Virgen de Loreto con su casa a los pies trasladada por ángeles

 

ERMITA DE SANTA BARBARA

Construida a finales del siglo XVIII o principios del XIX -su primera cita documental data de 1818-, se conserva en perfecto estado.

Es un templo de paredes de mampostería con revoque, reforzadas por un contrafuerte en cada uno de sus lados. Consta de tres cuerpos de diferente altura: la capilla propiamente dicha, con cubierta de tejas a dos aguas y espadaña de ladrillos en su hastial, la sacristía a la cabecera y un porche a los pies, éstos dos últimos con cubierta independiente. Este pórtico previo, con techumbre de vigas de madera y poyos corridos, tiene un acceso frontal en amplio arco de medio punto. En el lateral izquierdo no existe abertura pero si en el derecho. Junto a una fuente adosada a la fachada, una escalera de piedra con barandilla de forja salva el desnivel del terreno. El interior es de una sola nave dividida en dos tramos por arcos de medio punto que apoyan en pilastras, con piso de losetas de barro cocido y cubierta de bóveda de cañón con lunetos. Hay que destacar una pila bautismal de piedra, procedente de la iglesia parroquial. La imagen de la titular preside el retablo del altar en madera tallada, de moderna factura tras una restauración.

En ella se celebra la Pascual del Rollo (Pentecostés), y el canto de la prosa en diciembre

ERMITA DE LOS ANGELES

Cuenta la leyenda que la conquista cristiana de esta fortaleza se logró gracias a la intervención de la Virgen, que se apareció a las tropas en el lugar donde después, a finales del siglo XIII o principios del XIV, se edificó la ermita en conmemoración del hecho. En esos tiempos, la capilla debía quedar dentro del recinto amurallado. Es un hermoso templo medieval, que ha sobrevivido milagrosamente el paso del tiempo a pesar de lo remoto de su emplazamiento. Llegó a estar en peligro de ruina a finales del pasado siglo, cuando el embalse sumergió bajo sus aguas muchas masías cuyos habitantes la mantenían, pero en la actualidad está restaurada gracias a la iniciativa de la Asociación de Ermitas Medievales.

Se trata de una ermita pequeña y sencilla, con todo el encanto y belleza de su venerable antigüedad y lo evocador de su ubicación. Cimentada sobre la propia roca, su planta es rectangular y alargada, con paredes de ruda mampostería dejada a la vista, refuerzos de sillares y cubierta de tejas a dos aguas, recientemente rehabilitada. A la puerta, que se abre bajo arco de medio punto rebajado con grandes dovelas, se accede por unos escalones de piedra. No hay adorno alguno en la fachada, que remata en amplia espadaña de hueco doble con tejadillo, pero sin campanas.

Al interior, el suelo es de piezas de barro y la cubierta de madera soportada por dos arcos apuntados. Tras el altar hay una hornacina para la imagen de la titular, reproducción de una imagen del retablo mayor de Burgo de Osma elaborada por el taller cerámico Estanislao de Castellón.

A ella acuden los vecinos de la Puebla y los descendientes de la Rambla Alta, Arcos, Campos de Arenoso, el día 2 de agosto

 ERMITA DE SAN CRISTOBAL

Las ruinas de la Ermita de San Cristóbal aún pueden verse en la cima de la cumbre del monte del mismo nombre, de 700 mts. de altitud, a unos 2 kms. al sur de la población. Puede accederse a ella por un sendero que parte del la carretera CV-207 en dirección a Villanueva de Viver. Situada en un paraje de gran belleza natural, las vistas que desde ella se disfrutan son simplemente impresionantes.

Rodeada de vegetación que llega hasta sus muros, debió ser un hermoso templo de transición entre el románico y gótico, a tenor de los restos que se han conservado. Aunque su estado de consevación es deficiente, todavía pueden verse parte de sus muros de mampostería, en uno de los cuales se abre la puerta de medio punto formada por grandes dovelas.

 

También quedan en pie en desafiante equilibrio sus elegantes arcos apuntados de piedra construidos con buenos sillares, sobre los que debía apoyar la techumbre de madera, totalmente desaparecida. Su planta era rectangular, de una sola nave y de pequeño tamaño.

 

ERMITA DE SANTO TOMAS

 El caserío de El Chorrico, a 800 mts. de altitud, se halla a unos 2 kms. al oeste de Puebla de Arenoso, muy cerca ya por lo tanto del linde de su término con la provincia de Teruel. Tras él se extiende una planicie, en la que no lejos del poblado encontramos la Ermita de Santo Tomás de Villanueva junto al camino que conduce a la Masía del Pijer.

 

En visita pastoral de 1730 no se la cita, mientras que sí se hace en una posterior de 1740, lo que hace suponer que debió construirse entre esas dos fechas, por iniciativa de mosén Joseph Badenas.

Es una pequeña, rústica y sencilla construcción de mampostería blanqueada, con toscos taludes en sus laterales que a modo de contrafuertes refuerzan sus paramentos. La cubierta es de tejas a dos aguas, que se prolonga en la fachada para formar un porche sostenido por tres gruesos pilares cuadrados. Estas columnas permiten el acceso por el lateral izquierdo y por el frontal, que queda dividido en dos partes, mientras que el izquierdo queda cerrado por un murete que sirve de poyo. No hay adornos al exterior, aunque sobre el caballete del tejado parecen haber vestigios de una espadaña desaparecida.

 

 

Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
31
 
 
 
 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal